La estrategia de marketing digital como un algoritmo

INTERNET
La estrategia de marketing digital como un algoritmo

​En la actualidad se habla de estrategia en todos los ámbitos: política, negocios, cultura, religión, en fin, en cada aspecto de la vida diaria. Esta palabra ha tenido un uso generalizado pero, ¿a qué nos referimos realmente cuando la usamos?, ¿estamos usando adecuadamente este término? y ¿qué es verdad una estrategia? Actualmente las estrategias se evalúan no solo a la hora de tomar decisiones vitales en las personas o grandes empresas, sino que también se usan para resolver los asuntos más triviales o terrenales.

Hemos abordado la primera parte inquietante de este artículo pero el tema se torna aún más interesante cuando hablamos del verdadero significado de esta palabra y de esta forma debo aclarar que la estrategia en ningún momento es un plan, una estrategia es mucho más que un plan; esta consiste en la pericia que necesitan las personas o las organizaciones cuando sienten que otros factores pueden frustrar los planes porque tienen intereses totalmente opuestos a los suyos.

Investigando me di cuenta que una estrategia no es la solución al problema pero sí el camino que optimiza los resultados sobre las decisiones tomadas; es decir, esta funciona de la misma forma que un algoritmo, ¿un algoritmo?, así es, los algoritmos no son más que un conjunto de reglas aplicadas a todo tipo de situaciones de la vida diaria intentando hallar la mejor respuesta según los objetivos establecidos. Básicamente las personas y las organizaciones identifican el objetivo y luego establecen las estrategias que lo conducirán a cumplirlo pero es importante que entendamos que la estrategia en ningún momento sugiere que todo sea o salga perfecto, solo ayuda a facilitar el camino y a mostrar las mejores opciones para lograrlo; sugiero que lo veamos como el algoritmo que nos permitirá tomar la decisión correcta y enfrentar cualquier obstáculo que se pueda presentar.

He decidido explicar brevemente el tema enfocándome en dos áreas donde personalmente son más usadas las estrategias y que probablemente serían demasiado útiles para discutir aquí:

¿Qué significa tomar una estrategia como un algoritmo en el área de marketing digital?


Creo que acá es donde la idea de estrategia como algoritmo puede ser muy bien usada. En el marketing digital, la labor principal confiere la conducción hacia el crecimiento de la organización por medio de una estrategia que esté basada en ¿qué tipo de mezcla entre audiencia, canales, objetivos de negocio y pilares de la marca entregará el mejor resultado final? El reto entonces con esta forma de pensar, por supuesto, es que las marcas se comunican por medio de un conjunto cada vez mayor de audiencias y canales, por lo que las combinaciones podrían ser casi interminables. Esto representa precisamente un método complejo y sabemos que la mejor manera de trabajar dentro de un sistema como este es tener un conjunto simple de reglas que rijan el comportamiento de la marca.

¿Qué significa tomar una estrategia como un algoritmo a nivel cultural dentro de las empresas?


Para abordar este apartado es necesario aclarar que hablaré de la cultura como la expresión interna de las marcas. Hoy por hoy se hace mucho más impetuoso invertir en la cultura de las empresas, pues la cultura es la forma por la cual se enseña a las personas a tomar decisiones sobre la marca, si esta tiene serias repercusiones en las personas o entonces es el camino adecuado para abordar una estrategia. Al igual que en el área de marketing digital, en la cultura también se trata de identificar el objetivo final y crear un conjunto simple de reglas que ayuden a guiar la toma de decisiones que aparecerán a lo largo del camino para dar cumplimiento a los objetivos.

Luego de abordar estas dos perspectivas brevemente queda claro que este es un tema que probablemente llevaría más de un artículo para explicarlo a fondo y para analizarlo desde todas las ópticas porque como dije al comienzo, las estrategias se usan en todo tipo de situaciones de la vida diaria. Mi objetivo acá era cambiar la perspectiva de uso de las estrategias, exponer una forma que seguramente permitirá el logro de los objetivos más fácilmente, quiero que a partir de ahora tratemos de preocuparnos en cómo crear un conjunto simple de reglas que guíen la toma de decisiones en vez de pensar en un rígido plan a seguir. Recordemos que las estrategias deben ser flexibles y no rígidas, pensemos en ellas como un algoritmo: un modelo que todo tipo de personas o compañías pueden seguir para asegurar que lo que se está haciendo en la marca está alineado con los objetivos y enfoques propuestos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN VIRTUAL