Dónde falla tu proceso de conversión

INTERNET
Dónde falla tu proceso de conversión

La mejor forma de ver donde está fallando el proceso de conversión es a través del “funnel o embudo de conversión” el cual se encarga de determinar el porcentaje de pérdidas en cada uno de los pasos que el usuario realiza en tu web hasta cumplir el objetivo final, así mismo este evalúa qué puntos hay que optimizar con mayor urgencia para conseguir que se conviertan el mayor número de usuarios posibles.

En esta ocasión vamos a explicar las fases que hacen parte del embudo y por las cuales cruzan los usuarios antes de llegar al destino final, en este caso: la compra. Analiza cada uno de estos pasos y haz tu propia retroalimentación de acuerdo a tu marca.

ATRACCIÓN: corresponde al primer paso observado dentro del funnel, inicia con un número de usuarios considerable y agradable, es aquí donde el usuario tiene conocimiento y toma conciencia de los productos o servicios que la marca ofrece. La clave del éxito durante esta etapa no es la cantidad de audiencia y de seguidores que se obtienen, sino conseguir una calidad de audiencia, en la que estén el máximo número de potenciales compradores y colaboradores.


INTERACCIÓN: para el segundo paso se encuentran aquellos que analicen tu página y estén medianamente interesados en tu oferta, ellos serán los encargados de realizar algún tipo de interacción contigo, esto puede hacerse mediante un formulario de contacto, un mail o por vía telefónica; los que no atiendan a este procesa serán quienes salgan del embudo. Los usuarios que se quedan son conocidos como leads y representan a un tipo de usuario más identificado con el contenido, lo cual representa una mayor oportunidad de conversión.


DECISIÓN: es el momento en que el usuario se ha convertido en un cliente potencial y realmente tiene una intención clara de compra por tu producto o servicio; aquí se representa la consideración que tiene los usuarios al llamado a la acción para proceder a la conversión. Es importante que en esta fase los usuarios encuentren un contenido atractivo, útil, relevante o que atienda a las necesidades de los visitantes de lo contrario, ellos saldrán.


CONVERSIÓN: los potenciales clientes son aquellos que resultaron al final del proceso y los cuales se sienten tan motivados por la marca que deciden realizar la acción de compra. Este es el mayor y mejor grado que pueden alcanzar las organizaciones pues a su vez representa clientes que confían tanto en la marca que son capaces de recomendarla a otras personas. Durante esta última fase es que las empresas deben asegurarse de brindar el mejor servicio a los usuarios y de mantenerlos contentos para crear fidelidad y una relación permanente con la marca.


El proceso general del funnel de conversión debe ser analizado en cada una de sus etapas para poder tomar decisiones que permitan optimizar la estrategia. Es muy importante también conocer en qué fase se encuentran los usuarios para dirigir una estrategia.

Para el marketing digital, el funnel de conversión es una herramienta que le permite a las empresas detectar y mejorar las posibles deficiencias que hay en la web. En este caso te ayuda a mejorar la eficiencia del proceso de compra que se ha definido para cada uno de los productos o servicios. Espero que toda esta información brindada anteriormente te ayude a definir el comportamiento del usuario en la web con respecto a los diferentes objetivos que quieran conseguir en ella, tu empresas debe tener siempre en cuenta que una visita siempre representa una conversión potencial y es fundamental entenderla, para saber cómo adaptarse a ella.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN VIRTUAL